Resumen de la entrevista al escritor José Herrera sobre su libro de los Panteras Negras

A continuación sigue un extracto de la entrevista que Hugo Montes, de la revista argentina Sudestada, realizó en el 2007 a José Herrera Bergero a razón de su libro “Panteras Negras, Poder Negro y la historia de Huey P. Newton”. Antes de finalizar el 2008 saldrá a la calle una segunda edición del libro mejorada y ampliada a través de Producciones El Bandolero www.elbandolero.org

¿Qué elementos impulsaron su decisión de investigar sobre la historia de los Panteras Negras y Huey P. Newton en particular?

Para comenzar quiero expresar que profeso un gran cariño por el pueblo argentino, ya que soy hijo de padres tucumanos que tuvieron que salir de Argentina en los setenta. Tengo una gran ligazón espiritual/emocional con Argentina y tengo una familia y muy buenos amigos allí. Por esta razón es para mí un placer hablar con ustedes sobre Newton, los Panteras Negras y la revolución en Estados Unidos.

En primer lugar mi cultura política se ubica en la órbita de la izquierda nacionalista andaluza. El hecho de estar involucrado en la lucha de liberación nacional de Andalucía me impulsó a estudiar otros movimientos de liberación nacional con el objetivo de capturar nuevas ideas y formulaciones que nutrieran el discurso que estábamos intentando visualizar. Con el tiempo tomaría conciencia de que existían muchas similitudes entre ambos procesos de liberación.

Por otra parte en 1998 me marché a vivir a la ciudad de Londres y allí tuve muchas vivencias que me acercaron a nuevas problemáticas de colectividades que estaban sufriendo el racismo. En particular desde que llegué a esa ciudad me involucré en la gestación y en la formación del Comité “Mumia Must Live”, que estaba comenzando a preparar una gran campaña de información sobre el caso de Mumia Abu Jamal. Mumia es un revolucionario afroamericano que estaba pendiente de ejecución en una cárcel de máxima seguridad de Estados Unidos debido a su compromiso político con el Partido de los Panteras Negras. Allí, en ese comité local, conocí a algunos miembros veteranos de las antiguas agrupaciones de los Panteras Negras en Londres y me formé políticamente en el conocimiento de todos los movimientos negros de los sesenta.

Realmente aprendí mucho inglés estando en Londres. Hoy gracias a mi lectura de los libros del Doctor Huey Percy Newton sigo hablando muy bien ese idioma. Allí, en Londres, fue cuando conocí el pensamiento de Newton y la profundidad de este. Poco a poco me iba enterando paulatinamente de más episodios sobre la historia de los Panteras Negras. Francamente he de reconocer que me apasionaba y enamoraba todo lo que tenía relación con ese movimiento. Por eso fue muy fácil investigar sobre este tema y editar este libro que tuvo mucho éxito. Opino que mi libro está escrito con mucho amor revolucionario y un gran corazón.

En referencia al papel jugado por Malcom X, ¿ud. entiende que con los Panteras Negras hay una continuidad o una superación en cuanto a lo ideológico con respecto al líder negro?

El nacionalismo negro siempre ha sido un movimiento muy mesiánico y así también lo entendía la extrema derecha americana. Hay muchos informes del FBI que hablaban de evitar la llegada de un hipotético Mesías negro, que aglutinaría todas las fuerzas progresistas de la comunidad negra y las conduciría hacia la liberación. La comunidad negra siempre ha tenido una percepción muy religiosa, casi mística, de los líderes de los movimientos. En un comienzo Martin Luther King, luego Malcolm y más tarde Newton, encarnarían ese papel. Desde las plantaciones de algodón hasta los guetos negros, todo el pueblo esperaba la llegada de un líder que los salvara. Probablemente el pueblo negro buscaba redentores o salvadores, sin tomar conciencia de que eran ellos mismos, como nación sin estado, los que deberían ser los verdaderos protagonistas de su liberación. El liderazgo quizás sea algo natural e inevitable en todo proceso pero esto también tiene elementos negativos.

Como dije antes, Huey P. Newton también encarnó ese rol de líder sin elegirlo. Como el bien nos advirtió una vez, la gente produce sus líderes así como produce otras cosas. Los Panteras Negras heredaron los aspectos positivos y negativos del concepto de líder negro. Ellos reconocían que las vanguardias son fenómenos naturales en las sociedades y necesarios para que aparezcan nuevas ideas y nuevos debates. Por desgracia el FBI tomó nota de los nuevos líderes que iban surgiendo del movimiento negro y los neutralizó. Estamos hablando de Newton pero también de Eldridge Cleaver, David Hilliard o Fred Hampton.

¿Cuál era el eje del ideario que sostenían los fundadores de los Panteras Negras en sus inicios?

Al comienzo los Panteras Negras se consideraban así mismos los hijos de Malcolm X. Es decir, los herederos directos del testamento político que había dejado inacabado Malcolm. Malcolm había hablado de autodefensa y los Panteras Negras estaban intentando llevar sus palabras a la práctica. En Octubre de 1966 el primer local de los Panteras Negras abrió en Oakland y Huey Newton junto a Bobby Seale escribieron un programa de diez puntos para desarrollar en la comunidad negra. La violencia racista y policial siempre ha azotado a la juventud negra. Por esta razón los Panteras Negras cogieron varios rifles, unos libros de Derecho Constitucional y comenzaron a patrullar las calles de los barrios obreros con la misión de supervisar las detenciones y las conductas de los policías blancos. De hecho, ellos llegaron a referirse a los policías como fuerzas de ocupación que entraban en la comunidad negra. El partido quería desplegar un escudo que protegiera a la comunidad de los ataques racistas de la policía y al mismo tiempo desarrollar un programa revolucionario que sirviera a los intereses de la gente.

Sin duda la autodefensa fue el primer esqueleto político del programa de los diez puntos de los Panteras Negras pero hubo otros elementos que influyeron notablemente. El Partido de los Panteras Negras fue muy receptivo a otras voces revolucionarias de guerra que se escuchaban a lo largo del planeta. De hecho los fundadores del Partido de los Panteras Negras, Newton y Seale, se llegarían a conocer en una campaña en solidaridad con Cuba que tenía lugar en un instituto público californiano. Las luchas de China, Argelia, Mozambique o Vietnam motivaron muchas ideas de los líderes del partido que tomaron como referente el odio anti imperialista para motivar a su pueblo en la idea de que la revolución era la solución de los problemas que azotaban a los guetos negros.

¿Cuáles fueron, en su opinión, los mayores aportes a nivel teórico de Newton?

En mi libro dediqué un capítulo monográfico para tratar esta cuestión porque tengo un gran interés personal en que las ideas de Newton sean debatidas. Huey P. Newton es sin duda alguna el pensador revolucionario negro más interesante del siglo pasado. Su tesis del intercomunalismo es su mayor éxito pero también realizó grandes aportaciones en otros planos. Newton abogó por un nacionalismo revolucionario, de clase, internacionalista y socialista en una época rebosante de mucho nacionalismo cultural nostálgico que rezaba con una vuelta idealista a África. El se consideraba un materialista dialéctico y fue bajo ese prisma, como vio su época y su Mundo. Habló de capitalismo negro, del papel de la iglesia e impulsó unos programas de supervivencia para que la gente se organizara en su pobreza. Sus ideas más interesantes en el plano del marxismo, quizás se ubiquen en las trascripciones de un debate con Erik Erikson en la Universidad de Yale. Allí nos enseñó que el opuesto al amor no es el odio, sino la indiferencia. Amor y odio pueden llegar a ser sentimientos muy similares pero es la indiferencia la que supone su opuesto.

Además en el plano personal, creo que tenía una faceta poderosa de filósofo existencialista que desarrollaba con el poder de su lógica hacia lugares nuevos, donde el nacionalismo negro no había llegado a teorizar. El decía que la muerte es el factor desconocido, que el hombre crea a Dios por su ignorancia y que las grandes respuestas más trascendentales arrebatan a la gente el concepto de felicidad. Newton tuvo un discurso ecologista refiriéndose a la alienación existente entre el hombre y la Naturaleza. El tema de la contaminación y sus efectos en los océanos le ocupó un ensayo muy interesante. Se refirió al lumpenproletariado como la vanguardia y la clase más revolucionaria de la sociedad norteamericana. Esto causó mucho debate y llevó a los Panteras Negras a practicar una política muy particular y novedosa. También defendió al movimiento gay, en contra de muchos intelectuales de izquierda que profesaban una oscura homofobia. A Newton le interesaban mucho los cambios que se daban en la sociedad, así que estudió de cerca los efectos de la tecnología en la cultura de masas y en la vida de la gente. Finalmente en la última década el estuvo relacionado con el famoso científico Robert Trivers y esbozaron un estudio muy interesante sobre la autodecepción. Yo nunca llegué a entenderme muy bien con Trivers pero creo que el puede contarles más sobre este tema.

¿Cómo explicaría la teoría del “intercomunalismo” que defendió Newton?

El Intercomunalismo de Newton sigue constituyendo el gran misterio sin resolver de la izquierda radical norteamericana. Esta teoría es muy interesante y fue muy avanzada para su época. Desgraciadamente fue muy atacada por una izquierda infantil que no quería ver a negros teorizando sobre conceptos sino disparando sus armas a las fuerzas policiales. Los que hablan hoy de globalismo tienen una deuda pendiente con Huey Newton porque el adelantó mucho sobre esta tendencia ya a comienzos de los setenta. El problema del intercomunalismo fue que Newton no tuvo la oportunidad de ponerla en práctica durante su vida, ya que estuvo agobiado por otros problemas.

La idea del intercomunalismo le vino a la cabeza a Newton, cuando este se encontró con un anuncio de coches Ford con un slogan muy particular. Newton creía que la Unión Soviética había traicionado a la fuerzas anti imperialistas del Mundo y que Estados Unidos había dejado de ser una nación, para convertirse en un imperio. El ministro de Defensa no estaba de acuerdo con el concepto de Stalin de nación porque pensaba que el Mundo se había convertido en una colección de comunidades sin poder real. La soberanía era el derecho más pisoteado a lo largo de todo el Mundo y había perdido significado. Newton pensaba que en ese escenario, el pueblo negro podía jugar un papel trascendental a la hora de ayudar a los pueblos del Mundo a vencer al imperialismo yanqui. A raíz del secuestro de los negros de Africa, el pueblo negro era el más internacionalista de todos y podía ser la vanguardia revolucionaria a escala planetaria. Newton estaba prediciendo el efecto del globalismo del que tanto se habla ahora. El creía que la tendencia del intercomunalismo reaccionario podía ser confrontada con un intercomunalismo revolucionario o socialista que brindara una nueva oportunidad a los pueblos, debido al estancamiento de la Unión Soviética. Newton creía que las victorias en Vietnam o China eran provisionales y que las contradicciones existirían incluso durante el comunismo. En 1971 Newton comenzó a recorrer el país haciendo un llamamiento a cerrar los locales del partido y a que sus seguidores leales fueran a Oakland. Huey Newton pensaba que la ciudad de Oakland albergaba todas las condiciones objetivas para que su teoría del intercomunalismo pudiera experimentarse y probarse.

¿Qué le impidió al Partido de los Panteras Negras erigirse como alternativa real de poder en USA?

El final de la Guerra de Vietnam hizo que gran parte de la izquierda radical blanca se marchara a su casa y abandonase la lucha. Los afroamericanos seguían viviendo una pesadilla existencial terrorífica, al margen de lo que pasara o no pasara en Hanoi o Saigon. La perdida de aliados debilitó y aisló muchos de los grandes logros que habían acometido los Panteras Negras. Además hubo otros fracasos que ayudaron a que los Panteras Negras no pudieran crear alianzas de clase entre otras colectividades oprimidas. A finales de 1970 ellos organizaron una convención en Filadelfia con la misión de escribir un nuevo texto constitucional para Estados Unidos. Los Panteras Negras se tomaron muy en serio esta posibilidad, pero otra gente estaba hablando desde otras perspectivas. Los Panteras Negras trabajaron codo con codo con el movimiento Indígena Americano, los puertorriqueños o los latinos parar crear un frente interracial que se enfrentara a un nivel comunitario contra los capitalistas. Muchas minorías nacionales comenzaron a organizarse con estructuras copiadas de los Panteras Negras pero el modelo organizativo no cuajó.

Como he señalado antes, la represión contra el Partido de los Panteras Negras fue sin duda una de las principales razones de la caída de los chicos de Oakland. Cointepro fue el nombre clave del programa de inteligencia que destruyó al Partido de los Panteras Negras. Ellos se gastaron más de 100 millones de dólares para destruir a la organización fundada por Newton y Seale. Este programa insertó centenares de topos policiales en la mayor parte de las agrupaciones del partido, llegando incluso a ocupar puestos en el comité central. También fabricaron montajes policiales que llevaron a gente inocente como Jeronimo Pratt a pasar veintisiete años preso, hasta que ellos reconocieron a finales de los noventa que era inocente. Cointelpro se desarrolló junto al programa “Mk-Ultra” que venía a investigar si la guerra química y en especial la introducción masiva de alcohol y cocaína barata en las comunidades pobres negras podían servir como una forma de lucha contrarrevolucionaria. Sobra decir, que ellos desarrollaron todo esto y jodieron la vida de millones de afroamericanos, una de esas víctimas fue Huey Newton.

Al final hoy tienes una enseñanza muy irónica de todo aquello. Todos solemos ver al típico yuppie blanco sentado en un bar de ejecutivos contando batallitas de los años sesenta a un programa de televisión. En cambio los negros no tienen ese privilegio para reflexionar porque están presos, viven en el exilio o están muertos.

¿Cuáles fueron los ejes autocríticos que planteó Newton en su libro “Revolutionary Suicide”?

Ese libro de Newton es una joya de la que tienen que estar orgullosos no sólo los afronorteamericanos sino todos los revolucionarios del Mundo. Se trata de una autobiografía escrita en el momento preciso, en un momento en el que el rol de Newton estaba cambiando de fisonomía. De una manera u otra creo que Newton quiso seguir la saga de autobiografías de líderes negros que habían escrito desde los años cuarenta sus vidas pero su autobiografía es distinta a las otras en el sentido de que Huey Newton quiso sincerarse con sus seguidores y asombrarles con su carácter extraño pero intensamente humano. Huey Newton nunca se mordió la lengua y ese libro es una muestra de una gran sinceridad y franqueza humana digna de elogio.

Newton quiso dejar un mensaje para las generaciones posteriores en “Revolutionary Suicide” y demostrarles tantos sus aciertos como sus errores comandando el Partido de los Panteras Negras. Creo que Newton en ese libro planteó algunas dudas personales pero muy políticas. Allí habló de los posibles límites del nacionalismo cultural y de las vanguardias revolucionarias que hablan de la “Z” sin haber conducido al pueblo a través del “ABC” de la revolución. En el libro también habla con sabor amargo de su incapacidad de proteger y salvar de las garras del FBI a muchos de los líderes que fueron fusilados o terminaron en la cárcel cumpliendo injustas cadenas perpetuas. Según Newton el culto a las armas y a las acciones espontáneas habían divorciado al partido de la comunidad. Habló de las cosas que si servían y las que no ayudaban para nada a los chicos del barrio con quienes Newton había crecido. Es muy interesante cuando distingue la mendicidad de la pobreza y cuando comenta lo que le llevó a entender la necesidad de una transformación radical en el corazón de la bestia, en Estados Unidos.

Finalmente en el libro habló de su total confianza en que la revolución socialista triunfará en todo el planeta aunque reconoció que el no preveía sobrevivir para poder disfrutar de sus frutos. Newton sabía a ciencia cierta que el iba a cometer un suicidio revolucionario. El pasaje más bello lo expuso al final cuando nos descifró el significado del proverbio africano que dice que “Yo soy nosotros y la multitud en uno”.

¿Cuál es su mirada personal alrededor de Newton en tanto singular personaje de la política de USA, recordado y valorado hasta hoy?

Quiero decirte que no llevo sombrero pero si lo tuviera me lo quitaría para hablar de Huey P. Newton. Newton es uno de los revolucionarios más dinámicos que han surgido del caos de la America capitalista y racista. Huey Newton es una de las figuras políticas que más han influenciado mi manera de observar el Mundo y tratar de transformarlo. Su visión dialéctica en constante cambio me ha enseñado a reconocer muchas contradicciones que han aparecido a lo largo de los años en mi país, Andalucía. Reconozco que Huey no fue un Santo y cometió graves errores pero su perspectiva me conmueve incluso a día de hoy, después de que lleva tantos años muerto. Mucha gente anda ahora escribiendo libros y lo está criticando. Pienso que es fácil atacar a alguien que no puede defenderse, alguien que está muerto. Newton tampoco era un demonio ya que tenía fe ciega en el género humano y en su capacidad de hacer cosas valiosas para si. Su huella en la sinuosa historia del pueblo trabajador negro es incuestionable. Fui coetáneo en el tiempo con Newton pero murió asesinado cuando yo era un niño que a penas sabía algo del pueblo negro. Si te soy sincero me hubiera encantado conocerle, aunque de una manera u otra se mucho sobre el a través de sus escritos y libros. Fue una verdadera pena que la América negra no supiera manejar su talento, aprovecharlo y salvarle de la crónica de una muerte anunciada. Eso es lo que pasa, el caos suele comerse a veces a los mayores genios y a las mentes más dinámicas.

Hay muchas cosas que me asombran de Newton. Creo, al igual que Mumia Abu Jamal, que Newton siempre fue un enigma en carne y hueso. Era una persona valiente que entregó su vida a sus ideales y murió arrastrado por una gran ola contrarrevolucionaria que se tragó todos los restos de los sesenta. Admiro totalmente al Ministro de Defensa Huey Newton y creo que sus ideas merecen ser estudiadas, releídas y trabajadas de nuevo. Muchas gracias.

Comentarios

No hay comentarios para “Resumen de la entrevista al escritor José Herrera sobre su libro de los Panteras Negras”

DEJA UN COMENTARIO

DISTRIBUIDORA


Archivos